Carasterísticas:

Sacos membranosos aplanados que se encuentran apilados en “cisternas” de 10 a 20 sacos. Se ubican a continuación del retículo endoplasmático.

Funciones:

Reciben las moléculas (proteínas, lípidos) provenientes del retículo endoplasmático, las que están contenidas en vesículas. Pueden modificar químicamente estas moléculas, empaquetarlas y destinarlas a ser enviadas a organelos de la célula o ser exocitadas.